¿Reinventando empresas, sin reinventar personas?

[vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Todos sabemos que la constante reinvención de las empresas es parte de lo que garantiza su éxito en el mercado, y a raíz de esto, vemos constantemente consejos, asesorías, consultorías y cualquier herramienta que pueda ayudar a sacar a flote lo mejor del negocio.

Todas esas herramientas e intervenciones ayudan muchísimo, pero hay una realidad que a veces obviamos, y es que la reinvención en las empresas no logra su máximo potencial si antes las personas que la llevan a cabo no se reinventan también. ¿A qué me refiero? A que podemos generar muchas estrategias nuevas, increíbles y muy innovadoras, pero si quienes las van a accionar no tienen el “mindset” adecuado para ello, las estrategias pueden ser un fracaso total.

Las empresas innovadoras están integradas por personas con mentalidad innovadora, que son capaces de gestionar los cambios y los retos del día a día. Los cambios son articulados por personas, no por empresas, por lo que necesitamos trabajar más con la gente para lograr una implementación exitosa de las estrategias que creamos.

Tal vez siendo un poco más conscientes de la necesidad que tenemos de desarrollarnos más como personas integrales y capacitadas para afrontar situaciones que requieren de nuestra inteligencia emocional, las empresas no necesitarían tantas juntas de consejo.

Cuando las empresas están lideradas y trabajadas por gente que se reinventa constantemente y se trabaja de manera integral,  es más fácil tomar los caminos adecuados para crear estrategias más precisas que favorezcan los intereses de la empresa y de los grupos de valor.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” top_padding=”5%” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom” shape_type=””][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][social_buttons facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true” linkedin=”true” pinterest=”true”][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Sitio web desarrollado por Futurestic.com