Las empresas invierten poco en los empleados, pero NO toda la responsabilidad es de ellas…

Se dice que en promedio los empleados reciben 5 días de formación al año. Sabemos que aproximadamente un 75% de los temas que se dan son sobre habilidades “hard” -operativos, técnicos, funcionales y de capacidades específicas del puesto que desempeñan o de la industria en la que están- y un 25% restante se centra en habilidades más “soft” o blandas, como capacidades cognitivas, de interacción humana, de creatividad, de detección y resolución de problemas, de empatía y liderazgo, etc…

Es un dato alarmante, pues vivimos en un momento en el que las personas ya tienen todas las carreras, conocimientos y estudios necesarios para los requerimientos técnicos de un puesto laboral, pero muchas veces no tienen las habilidades necesarias que les permiten conservar ese puesto y sacar el mejor provecho de él con las otras personas a su alrededor.

Aprender las cosas de memoria y quedarnos solo con la teoría ya no está de moda. Hoy necesitamos desempeñarnos en nuestro trabajo de manera efectiva y para eso hay que saber pensar, interpretar, construir, trabajar en equipo, resolver problemas de manera creativa y dinámica. Es un hecho que las empresas ya caminan hacia allá en sus capacitaciones y la formación que dan a sus empleados, pero va lento y falta todavía mucho por cambiar.

Ahora, esos son los hechos y la realidad a la que nos enfrentamos, pero no todo es responsabilidad de las empresas. Si es un hecho que invierten muy poco en eso, pero es nuestra responsabilidad y compromiso personal encontrar los recursos y herramientas que nos permitan desarrollar esas habilidades. Las empresas tienen gran parte de la responsabilidad, pero si nos quedamos con esa idea, entonces no avanzamos, y es nuestro pretexto para no crecer y quedarnos estancados.

Si tu empresa no te está dando tantas facilidades para desarrollar esas habilidades blandas, puedes poner más de tu parte. Recuerda que esperar a que las cosas lleguen o a que alguien nos solucione no es lo más productivo y responsable; es importante ponernos las pilas y dar algunos pasos también.

¿Qué estás haciendo tú para desarrollar esas habilidades blandas? ¿Cómo está tú inteligencia emocional? ¿Tu capacidad de liderazgo? ¿Tu capacidad para tomar decisiones asertivas y resolver problemas en el día a día?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Sitio web desarrollado por Futurestic.com